Nuestros profesores y alumnos de Estelí, Nicaragua, aprenden a trabajar y aprender a distancia.

Debido a la pandemia mundial del covid -19, que está afectando también a Nicaragua, en el colegio y preescolar Más Vida, se decidió cambiar de modalidad presencial a clases en línea.

Es admirable el gran esfuerzo que están haciendo tanto los maestros como los alumnos como las familias quienes con poco medios están esfrozándose al máximo para que esta situación afecte los menos posible a la educación de los niños.

Así nos lo cuenta Juanita Olivas su directora:

«Antes de tomar esta decisión, el personal de ambos centros se había preparado, organizando los posibles temas a dar en línea y la manera en qué iban a ser transmitidos a nuestros estudiantes.

El medio de comunicación más efectivo que en este momento tenemos con nuestros alumnos y padres de familia es a través del WhatsApp, así que se organizaron grupos de WhatsApp, por nivel y por grado, garantizando que todos los padres de familia estuvieran incluidos. Pero con aquellos estudiantes, que por sus condiciones socioeconómicas no podían estar, se preparó el material en físico.

Al principio enviábamos tareas y ejercicios cada día, por cada asignatura, pero nos dimos cuenta, casi inmediatamente, que así no iba a funcionar, así que decidimos asignar un día para cada asignatura y de esta manera no cargar a nuestros estudiantes.

Los maestros graban vídeos explicando algunos temas o buscan tutoriales que luego envían a los estudiantes, acompañados de alguna guía de trabajo. Un apoyo importante en este momento tanto para los maestros como para los estudiantes, son los libros de texto que estos poseen gracias a Fundación Más Vida, esto facilita en gran medida la comprensión y el trabajo que los estudiantes puedan realizar sobre algún tema en su casa.»

Os mostramos unas imágenes de los niños y niñas trabajando desde sus casas.