Desde las escuelas de Estelí, Nicaragua nos cuentan como continúan afrontando la Pandemia

Pandemia NicaraguaCon el avance de la Pandemia de COVID-19 en Nicaragua, siempre en comunicación y en acuerdo con los padres de familia, las clases tanto en el colegio como en el preescolar Más Vida, continúan en línea y de esta manera seguimos previniendo la propagación del virus en nuestro entorno más cercano.

Ya son más de dos meses que empezamos en esta nueva modalidad, por lo que el 18 de mayo nos reunimos con los maestros, para evaluar cómo vamos. Nos dimos cuenta de que, estos dos meses de clases en línea han implicado un esfuerzo para toda la comunidad educativa, que si bien es cierto la asumimos con responsabilidad y somos conscientes de que vale la pena, también está generando cansancio y estrés, así que decidimos dar un espacio que llamamos receso educativo, del 19 de mayo al 2 de junio, con el objetivo de detenernos, relajarnos y renovar fuerzas para seguir apoyando de manera significativa el proceso de aprendizaje de los estudiantes.

Durante este tiempo de receso, los maestros han realizado llamadas a los estudiantes con el objetivo de saber cómo se encuentran, escucharles y animarles, poder también identificar dificultades que se estén presentando en este momento y de esta manera ver cómo responder a las necesidades que se pueden presentar.  En Nicaragua la celebración del día de la madre fue el 31 de mayo y la del niño el 1 de junio, por lo que los maestros prepararon vídeos que enviaron a través del WhatsApp para sus grupos, así mismo el personal administrativo del preescolar y del colegio, prepararon un vídeo general para ambas celebraciones.

Del 20 al 23 de mayo, realizamos la segunda entrega de alimentos a familias de escasos recursos del preescolar y colegio Más Vida. En esta ocasión entregamos 40 bolsas alimentarias que contenían: leche, cereal, arroz, azúcar, aceite, frijoles, fideos, sopas… entre otros, alimentos básicos y que están siendo de gran ayuda para estás familias, debido a que la gran mayoría se han quedado sin trabajo y el resto está sobreviviendo del trabajo que pueden realizar en el día a día.